25/6/13

EN EL ATENEU BARCELONES ENCONTRAMOS LIBROS DESDE 1502

Foto de la biblioteca del Ateneu Barcelonés

El Ateneu Barcelonés es una asociación cultural e intelectual diferente a otras, que fue fundada en Barcelona el 21 de mayo de 1860 y que tiene más de 4.000 socios.


Tiene la biblioteca patrimonial privada más importante de Catalunya que se creó de una forma diferente a otras bibliotecas, ya que se hizo con aportaciones y adquisiciones de libros de la época y anteriores. Encontramos libros desde 1502 hasta la actualidad, cinco siglos de cultura en esta impresionante biblioteca, que la convierten en el centro de la cultura catalana.

En 1836 Ateneu Barcelonés adquirió el antiguo palacio Savassona, de origen medieval, y esta es su sede desde aquel año, habiendo tenido diferentes reformas.
La entrada principal se hace desde la calle de Canuda número 6 por una entrada de carruajes, allí y por una escalera noble accedemos a la primera planta.

Desde esta planta podemos acceder a diferentes salones y al patio de reminiscencias románticas con un jardín suspendido, de altísimas palmeras buscando la luz y un pequeño estanque con una fuente donde el jueves de Corpus se celebra el “l’ou com balla”.
Alrededor de este estanque diferentes mesas y sillas donde tomar un café y disfrutar de una tranquilidad bien diferente al bullicio de las muy cercanas Ramblas.


Foto del autor en sillón de 1906 La espectacular biblioteca construida con madera maciza, tiene frescos de temas mitológicos en paredes y techos, algunos pintados por Francesc Pla.
En otra sala, donde aparezco fotografiado, hay unos sillones antiguos que fueron restaurados y que datan de 1906.

El Ateneu Barcelonés organiza conferencias, recitales, conciertos, exposiciones. También tiene una de las mejores escuelas de escritura que existen, en ella podemos mejorar nuestra técnica e introducirnos en el mundo de la literatura.

La visita a este lugar está restringida a sus socios, aunque organiza diferentes visitas guiadas para todos los públicos.
Si vas a visitar este lugar, tampoco te olvides de ver la cabina de su ascensor, que fue de los primeros en instalarse en Barcelona.