19/9/13

MERCADILLO DE ZONA FRANCA, UNA VENTA AMBULANTE Y DIFERENTE

Foto de un puesto ambulante

Los mercadillos son diferentes tiendas ambulantes de venta que se instalan un día fijo de la semana en casi todas las poblaciones de Barcelona. 


El mercadillo de la Zona Franca de Barcelona es muy grande y se monta todos los domingos, llueva o haga sol.

A primerísima hora de la mañana llegan los vendedores con sus furgonetas y camiones que van instalando sus diferentes tenderetes a lo largo y a ambos lados de varias y anchas calles de esta parte de Barcelona, como las calles Acero, Hierro y Plomo. Son calles de la Zona Franca, junto a los almacenes de contenedores del puerto y ocupadas por naves industriales que los domingos están cerradas. Los feriantes estarán aquí hasta el mediodía o hasta que agoten su oferta.

En el mercadillo se venden diferentes mercancías a precios muy económicos donde podemos encontrar verdaderas gangas. Normalmente son restos de serie que los feriantes obtienen de fábricas, o mercancías de comercios que cerraron y les vendieron la mercancía que les quedo sin poder vender. Sobre todo encontramos ropa interior, juegos de cama, cortinas, tejanos, ropa deportiva, calzado, abrigos, bolsos, perfumería y mucho mas.
Foto de un puesto ambulante En el mercadillo de la Zona Franca lo que no encontrarás es alimentación, mientras que en otros mercadillos es el producto que mas se vende.

Abundan las copias de primeras marcas y ofertas del tipo “tres piezas al precio de una”, que los feriantes anuncian a viva voz. El regateo es usual y va a mas cuando se va acercando la hora del cierre, llegando a ser una diversión tanto para el comprador como para el vendedor.

La afluencia de compradores va en aumento tal como avanza la mañana y llega un momento que es complicado ir avanzando a lo largo de los puestos.
Aunque hay presencia de la policía, suelen haber visitantes que se aprovechan de esta aglomeración de personas para sustraer bolsos y carteras.