19/5/13

UNA FUENTE DE BARCELONA DIFERENTE E INVISIBLE

Cuando paseo por la avenida Diagonal de Barcelona, antes de llegar a Paseo de Gracia, paso junto a una fuente diferente y que por pasar desapercibida es invisible para muchos.


Es la Fuente de la Rana, escultura ubicada en la confluencia de la avenida Diagonal de Barcelona con la calle Rosellón.


Foto de la Fuente de la Rana Es obra de Josep Campeny i Santamaria (Igualada 1858-Barcelona 1922), discípulo del escultor Josep Llimona, que en al año 1911 ganó un concurso convocado por la Comissió de l'Eixample para realizar tres fuentes ornamentales en Barcelona, una de ellas es esta.

Es una fuente de estilo naturalista y consta de un basamento que hace de pila, esculpido en dos bloques de piedra extraídos de la antigua cantera de Montjuïc, sobre el que descansa una escultura fundida en bronce que representa un muchacho con sombrero de paja.


Foto de la rana que agarra fuertemente el muchacho Pero lo que hace diferente a esta fuente de Barcelona, aparte de su valor artístico, es que el muchacho de bronce agarra fuertemente para que no se le escape de sus manos, una rana de considerable tamaño. 

La boca de esta rana hace de surtidor sobre una pica que bien podría representar un charco. Además el muchacho se encuentra en una posición que recuerda a una rana nadando.

Parece que da suerte tocar el hocico de la rana ya que muestra un visible desgaste de tantas manos que probablemente pasan por aquí camino del vecino Palau Robert. Lo que es algo más fácil de conseguir es beber agua de esta fuente, claro, si consigues encontrar el pulsador que la acciona.