11/5/13

EL PODER MÁGICO DE LAS HIERBAS EN BARCELONA Y LA FERIA DIFERENTE DE SANT PONÇ

Foto de parada vendiendo fruta confitada

Cada 11 de mayo se celebra la Feria de Sant Ponç, una de las más antiguas y diferentes que tiene Barcelona.


Esta feria tiene su origen en una tradición muy antigua, en la que los herbolarios recogían durante la primavera unas hierbas con diferentes propiedades mágicas y curativas, que traían a Barcelona para venderlas en puestos ambulantes que instalaban en una calle de la ciudad . 
Esta costumbre dio origen en el siglo XVI a la Feria de Sant Ponç, patrón de los herbolarios y los apicultores.
Venta de miel ante la puerta del antiguo Hospital de la Santa Creu
Primeramente, estos puestos ambulantes se instalaban en la plaza de San Miguel, posteriormente pasaron a ocupar la calle de Sant Cugat del Rec,, y más tarde, en las proximidades de la iglesia del Hospital de la Santa Cruz. Hoy en día la Feria de Sant Ponç ocupa bastantes metros de la calle Hospital, que se llena a rebosar de barceloneses y turistas, especialmente si el tiempo lo permite.

A lo largo de esta calle se ponen las paradas vendiendo diferentes hierbas medicinales y aromáticas, tales como manzanilla, orégano, menta, ajedrea, azahar, laurel, maria luisa , retama, tila, poleo y otras. También encontraremos alimentación artesana como miel, arrope, queso, mermelada y fruta en almíbar o escarchada y como no, la tan apreciada y hoy tan en boga alimentación ecológica.
Parada de venta de hiervas frescas
Es un placer para la vista, el olfato y el gusto pasearse cada 11 de mayo por esta calle tan animada de Barcelona. Esta misma mañana, aunque empezaba a lloviznar, la he recorrido acompañado de Milagros, desde las Ramblas hasta la Rambla del Raval y comprado algunas hiervas. El año que viene intentaré volver.

Sant Ponç también se celebra de esta manera en diferentes barrios de Barcelona, tales como Sarria, Nou Barris, Sants y Poble Sec. Así mismo, otras localidades de toda Catalunya tienen su propia Feria de Sant Ponç.