19/4/13

CLUB "CÍRCULO ECUESTRE" DE BARCELONA

Foto del Palacete “Casa Pérez Samanillo“

Puedes pertenecer a este selecto y reservado club pagando una pequeña entrada de 12.000 euros, presentando un aval de cuatro socios y claro, si previamente superas un examen de admisión.


A continuación las puertas del  Círculo Ecuestre de Barcelona ya no estarán nunca cerradas para ti, podrás reunirte en sus salones con la burguesía económica y financiera de Barcelona, degustar un exquisito café o tomar unas copas hasta altas horas de la madrugada, aunque eso sí, tendrás que llevar corbata.


Foto de la ventana oval del Círculo Ecuestre
El Círculo ecuestre se encuentra situado en el palacete “Casa Pérez Samanillo“ que fue construido en 1910 por el rico terrateniente en Filipinas Don Luis Pérez. Samanillo. Es de un modernismo afrancesado y de cierto aire neogótico aunque uno de los elementos más llamativos del edificio, es una diferente ventana oval que da a la Diagonal y que es conocida popularmente como la Pecera de Barcelona.

El palacete y su anexo que fueron reformados totalmente en 1992, cuentan también con un gimnasio completo, piscina cafetería en la azotea y 16 habitaciones para socios e invitados.

El Círculo Ecuestre se fundó como club privado en 1856, cuando unos cuantos ilustres caballeros de Barcelona deciden constituirse para compartir su afición común a la hípica.

Este club ha temido en Barcelona diferentes ubicaciones, la actual en “Casa Pérez Samanillo“ es su cuarta sede.

El primer emplazamiento estuvo situado en la calle de Sant Pau, luego en 1860 se traslada a la Rambla de Santa Mónica número 10.
Debido al existo que va tomando en la sociedad barcelonesa y a su fama al recibir a personalidades distinguidas de la época, las instalaciones se quedan pequeñas y vuelven a trasladarse en 1907 a la Plaza de Cataluña número 14.
Nuevamente en 1926 adquieren dos edificios en el Paseo de Gracia donde se construye un nuevo espectacular edificio con grandes lujos y comodidades además de una piscina de estilo romano. Fue inaugurado por el Rey Alfonso XIII.
Durante la Guerra Civil, el Círculo Ecuestre se viene abajo y pierde todo su prestigio y fama. Pasada la contienda, en 1950 se trasladan a su ubicación actual en la calle Balmes 169 esquina con la avenida Diagonal.